APROBARON REFORMAS DE GANANCIAS Y BIENES PERSONALES, PARA FAVORECER EL AHORRO Y LA PRODUCCIÓN, Y DE MONOTRIBUTO

Buenos Aires, julio 16. – La Cámara Alta dio sanción definitiva a la modificación de la Ley de Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales, con la cual el gobierno busca incentivar el ahorro y la inversión productiva en el país.

   Los senadores también aprobaron la ley de Fortalecimiento y Alivio para los Pequeños Contribuyentes, destinada a mejorar la situación de los más de cuatro millones de monotributistas.

   Respecto a la reforma de Ganancias y Bienes Personales, el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Caserio, afirmó que el objeto fundamental de establecer excepciones para “la construcción de una economía dinámica, que requiere de un aceitado funcionamiento del mercado de créditos y de capitales”.

Estimó que, con la norma, se busca “la expansión del aparato productivo en los buenos tiempos y su protección en etapas de restricciones”. “Todos sabemos que estamos en un momento difícil para la toma de créditos”, admitió y asevero que este proyecto, por medio de diversos incentivos tributarios, fortalecerá “el ahorro interno en pesos y alimentará la liquidez del sistema financiero local”.

Dijo que, así, se impulsará “la reactivación económica vía más y mejor financiamiento”. “Se eximirá del pago de Ganancias a los intereses provenientes de cajas de ahorro  y plazos fijos moneda nacional destinados a la inversión productiva”, explicó el senador por Córdoba. Según entiende, se trata de “una medida significativa”, que incentiva “la productividad y va a ayudar quienes tienen voluntad de producción y de ahorro”.

En cuanto a Bienes Personales, se eximirá el pago del tributo a las cuota-partes de fondos comunes de inversión y fideicomisos financieros, otras obligaciones negociables y otros activos que financien inversiones productivas”. La idea es la misma más ahorro y más producción.

  “Con esta medidas se va fomentar el ahorro, fortaleciendo la moneda nacional, y la producción”, y las consiguientes reactivación de la economía y la generación de empleo, consignó.

La segunda ley es más compleja, admitió el senador y dijo que apunta “al fortalecimiento y alivio fiscal para pequeños contribuyentes. Se trata de dar “previsibilidad de la actividad económica de los monotributistas”, que llegan a 4.080.000 trabajadores, en su mayoría independientes, que “utilizan ese impuesto para estar dentro del sistema económico de la Argentina”, indicó.

   La reforma dispone un congelamiento de las cuotas de enero a junio al valor de diciembre del 2020, la actualización será a partir del 1 de julio del 2021, y se conformará una nueva escala de las categorías y de los montos de recaudación anual, entre otras modificaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.