AVANZA EN EL SENADO EL RECHAZO A LA PRETENSIÓN DEL GOBIERNO CHILENO DE EXPANDIR SU PLATAFORMA CONTINENTAL SOBRE LA ZONA ECONÓMICA EXCLUSIVA ARGENTINA

EL OFICIALISMO QUIERE TRATAR UNA DECLARACIÓN EN LA PRÓXIMA SESIÓN DE LA CÁMARA ALTA

Buenos Aires, septiembre 1. – El Senado avanzó, hoy, con el rechazo a la pretensión del gobierno de Chile de expandir su plataforma continental sobre la zona económica exclusiva de la República Argentina. Fue en la reunión de la comisión de Relaciones Exteriores del Cuerpo convocada a tal efecto, que contó con la presencia virtual del Canciller, Felipe Solá, y en la que se acordó elaborar una declaración conjunta de repudio a la aspiraciones del Poder Ejecutivo trasandino.

En ese sentido, el jefe del bloque de senadores y senadoras nacionales del Frente de Todos, José Mayans, adelantó que la bancada oficialista tiene “la intención de llevar al recinto un pronunciamiento” en respaldó a la posición del gobierno nacional “en la próxima sesión del Senado”.

 De esa manera, el Cuerpo salió al cruce del decreto firmado por el presidente de Chile, Sebastián Piñera, por el cual busca extender la plataforma continental de su país sobre zona que es de soberanía de la Argentina. 

Antes, el ministro Solá  -quien estuvo acompañado entre otros por el secretario de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Daniel Filmus- había agradecido las sugerencias a favor de buscar un entendimiento con las autoridades chilenas. Pero reclamó, en especial a quienes piensan distinto al gobierno nacional, “que digan quién tiene la razón” en este conflicto, porque -señaló- el camino de la “negociación” es parte conocida del trabajo que debe hacer la Cancillería, pero lo que urge es definir una posición clara y uniforme desde la Argentina. 

“Lo que les pido es que digan quién tiene razón de los dos, porque están en juego cinco mil kilómetros cuadrados de Plataforma Continental Argentina inobjetables, según lo que dice la Convemar (Convención de la Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar), y al mismo tiempo están en juego

25 mil kilómetros cuadrados de lecho y subsuelo marinos que forman parte del patrimonio de la  humanidad y que Chile con este decreto intempestivo apropia”, advirtió Solá.

Previo, había explicado a los integrantes de la comisión el recorrido histórico de la relación limítrofe argentino-chilena. Señaló que, de acuerdo con el tratado de Paz y Amistad de 1984 firmado por ambos países, “Chile tiene derecho de estar al oeste del meridiano 67, pero Chile no tiene derecho de estar al este del meridiano”, situación que fue violentada con el decreto del fin de semana.

Además, reseñó que la conducta del vecino país, desde 1984 hasta mayo del 2020, es decir durante 36 años, fue de nunca realizar planteo alguno ni siquiera parecido al actual. Como tampoco lo hizo en reuniones bilaterales ni en foros internacionales.

 Al mismo tiempo, el ministro remarcó que “la Plataforma Continental Argentina más allá de las 200 millas constituye territorio natural argentino” y que esa definición fue refrendada por acuerdos referidos, que lo vuelven “definitivo y obligatorio” para las dos naciones. E insistió que, en todo ese tiempo, “Chile nunca presentó reclamo alguno”.

El presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, el puntano Adolfo Rodríguez Saá, calificó el informe del ministro como “serio, prudente y contundente en defensa de los intereses de la República Argentina”. Y anunció que las autoridades de la comisión trabajaran en pulir un texto con el fin de emitir una declaración unánime en respaldo de la postura del gobierno nacional y en rechazo a las pretensiones del gobierno chileno.

  Filmus, en tanto, ratificó la postura de la administración del Frente de Todos. “No es aceptable este decreto planteado por Chile para la República Argentina”, indicó y recordó que la posición del presidente Piñera es contraria a la línea histórica de su país y dijo que es “reciente, del año pasado”.

El senador neuquino Osar Parrilli, a su turno, remarcó que la jugada del presidente Piñera tiene “una clara connotación de política interna” y afirmó que de manera indudable el mandatario chileno “quiere irse del gobierno con algo más que con el repudio popular masivo”. “Esta posición es del gobierno y de un sector del pueblo chileno, pero no de todo el pueblo chileno”, prosiguió el senador patagónico, “ni se trata de una disputa entre el pueblo chileno y el pueblo argentino, es un manotazo de ahogado de un presidente que se quiere ir con algo más que el repudio de su pueblo”, completó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *